lunes, 19 de abril de 2010

¿Qué son los Buscadores? (Introducción a los Motores de búsqueda)

Eran los noventas...
Navegar el Internet era una hazaña reservada para los tecnófilos. Los CDs empezaban a popularizarse. Los cassettes transparentes apantallaban a tus amigos. Las páginas se accedían por IP (equivalente a dar nuestra longitud y latitud en vez de nuestra dirección) y solo tenían texto. Para los mediados de los 90's, ya había imágenes, diferentes tipografías y tablas, ya se había estandarizado el sistema de direcciones virtuales (dominios) que actualmente tenemos, la Web dejaba de parecer una mega tesis y se convertía más en un mundo gráfico.

Como dicen por ahí, «para muestra, un botón», con la página de Amazon.com en 1995:


Con esta nueva capacidad, más y más empresas y personas empezaron a crear sus propias páginas, al fin y al cabo, ¿qué tanto tiene que saber uno de los principios de diseño gráfico para hacer una página como la de arriba?
Servicios como Geocities que te permitían crear tu página gratis impulsaron el crecimiento del Internet y lo fueron llevando poco a poco a ser un gigante. Los fondos de patrones repetitivos eran lo del día, una página con fondo gris o blanco estaba «out».

«Navegábamos ya que, entrabamos a un sitio que tenía vínculos (links) a otras páginas y así era como conocíamos cada vez más páginas, que apuntábamos en nuestras libretas.»


Sin embargo, al menos que personalmente supiéramos la página que queríamos visitar, era virtualmente encontrarla. Navegábamos ya que, entrabamos a un sitio que tenía vínculos (links) a otras páginas y así era como conocíamos cada vez más páginas, que apuntábamos en nuestras libretas. Urgía que alguien nos ayudara a categorizar la Web para poder encontrar las cosas que buscábamos.

Aparece Yahoo! en 1994-1995, un directorio, creciendo cada vez más, para 1996 ya con aportaciones de inversionistas arriesgados, permiten que las páginas se vayan dando de alta de acuerdo a la categoría en la que pertenecen.

Esto nos ayudaba ya que si buscábamos llantas, podíamos entrar a automotriz, llantas, y elegir alguno de los listados que ahí figuraban. Podías pagar por aparecer más arriba. También podías buscar dentro del directorio de Yahoo!.


Nace Google

Sin embargo, esto chocaba con la libertad que proponía el Internet, ya que categorizar las páginas web era encajonarlas, limitarlas a una especialidad. Surgieron nuevos motores de búsqueda que no categorizaban, es más, ni siquiera tenías que darte de alta (si no tenías prisa), ya que funcionaban de otra manera: lentamente analizaban e indexaban cada página que había, si encontraban ligas a otras páginas, estos buscadores, como google, realmente «buscaban».

Hacia finales de 1996, Google había indexado más de 75 millones de archivos. Lograron sacar su IPO (Initial Public Offering) en la bolsa americana, con cerca de 2,500 millones de dólares, que garantizaban su crecimiento y, bueno, su operación. Su modelo de negocios era sencillo: vender anuncios relacionados a lo que buscan sus usuarios. Por ejemplo, si buscas «pichancha», aparecerían anunciantes en la franja superior vendiendo bombas hidráulicas o algún otro artilugio que tuviera pichancha, así como quienes venden pichanchas...

La competencia era dura, existían decenas de buscadores bien fondeados, «dignos adversarios» de Google, como Excite, Infoseek, Altavista, etc.


¿Cómo compiten los buscadores? Con relevancia.
Si usabas el internet en los noventas y principios del nuevo milenio, estoy 99% seguro que usabas Yahoo! o Excite, mientras que poco a poco, Google fué ganando terreno, hasta que fue este cuya marca se convirtió en un sinónimo de buscar por internet, y posteriormente se convirtió verbo en el diccionario de la lengua inglesa. Y no fue por la bonita manera que te agregaba «O»s entre Go... y ...ogle dependiendo de cuantas páginas de resultados había. Google ganó porque cuando sus usuarios buscaban algo, lo encontraban. Para lograr esto, desarrollaron su famoso algoritmo que calcula qué tan relevante es una página para cada búsqueda.

En un principio, esto se lograba a través de la metodología de postgrado que conocían los creadores de este motor de búsquedas: cuántos links había hacia una página web, así como lo que contenía. Estaban acostumbrados a que si 100 personas citaban una tesis haciendo referencia a reactores nucleares, significaba que ese documento en específico era más relevante para «reactores nucleares» que otra tesis que hablaba de lo mismo, pero sólo tenía 50 citas.

Como era de esperarse, salieron millones de esquemas y estrategias que vendían inclusiones en páginas, directorios, etc., lo que causaba que páginas poco relevantes tuvieran mejor posición que las verdaderamente relevantes, por lo que google también incluyó una serie de factores nuevos, en su receta secreta, y los demás buscadores siguieron este ejemplo y crearon sus propios algoritmos, tan resguardados como la fórmula de la coca.


La importancia de los buscadores hoy.
Actualmente, hay dos maneras de anunciarse: la antigüita de periódicos, radio, televisión, revistas, un bochito con bocina anunciando promociones, cine (con sus product placements, etc), algún libro amarillo, y la nueva: «estar ahí» cuando alguien te busca.

Esto convierte al Internet en el mejor medio para la publicidad, ya que es extremadamente barata (lease: de bajo costo) y eficiente, al estar enfocada sólo a quienes están ya interesados en tu producto.

Más delante, para no aburrir con una tesis de artículo, platicaré sobre la optimización de posicionamiento en buscadores (para aparecer en búsquedas gratuitas), mercadeo en motores de búsqueda (SEM por sus siglas en inglés), sus ventajas y desventajas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada